InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
 
 
 
 
 
 


Agatha Christie
 
Nombre real: Agatha Christie
Fecha nacimiento: 1890
Lugar de nacimiento : Torquay, Devonshire (Inglaterra)
Horóscopo:
Sexo: Femenino
Profesión: Escritora
Web: www.agathachristie.com
Medidas: -
Altura: -
Peso: -
 
La vida de Agatha Christie ejemplifica como pocas el brutal cambio que experimentó el mundo en sólo unas décadas. Nacida en plena era victoriana, en Torquay, Devonshire (Inglaterra) en 1890, la escritora británica fue testigo y parte en dos guerras mundiales, en el progreso de la aviación, en algunos de los más importantes descubrimientos arqueológicos...

Su nombre al nacer era Agatha May Clarissa Miller. Era la hija menor del matrimonio formado por Frederick Miller y Clarissa Boehmer. La familia tenía una posición económica desahogada hasta la muerte del padre, en 1901. Los Miller decidieron alquilar su lujosa mansión en Torquay durante los veranos e instalarse en Egipto, lo que tendría una importancia capital en algunos de los títulos más emblemáticos de la futura escritora. Una infancia feliz, pero solitaria y retraída, da las pinceladas finales de lo que sería el extraordinario carácter de la gran Dama del Crimen.

El adjetivo “extraordinario” no es para menos. Voló por primera vez en 1911, en una época en que los aviones eran una extravagancia de locos, y estaban hechos de madera y tela tensada. Condujo su primer automóvil en los años 20, y se lo pagó con las ganancias de sus libros. Aunque estaba comprometida con un pretendiente anterior, Agatha Miller se enamoró perdidamente de un piloto de los Royal Flying Corps (que más tarde sería la R.A.F), Archibald Christie. Se casaron al día siguiente de que él le propusiera matrimonio. Para redondearlo todo, él era pobre. Decididamente, era una mujer fuera de lo común en la conservadora sociedad británica de la época.

La irrupción de la Primera Guerra Mundial lo envió a él al frente, y ella se presentó como enfermera voluntaria. Durante su estancia en la Cruz Roja se familiarizó con los fundamentos de la toxicología. Estos conocimientos de venenos y dosis los aplicó en su primera novela, El misterioso caso de Styles, que escribió entre 1916 y 1917, si bien no se publicó hasta 1920. En esta obra debutaba su creación literaria más célebre, el detective belga Hercule Poirot. Tras el fin de la contienda, nació su hija Rosalind. A partir de entonces, Agatha Christie se dedicó en cuerpo y alma a su gran pasión: la escritura.

La desgracia no tardó en aparecer, y lo hizo por partida doble. La muerte de su madre, en 1926, fue un durísimo golpe. Ese mismo año, su marido le pidió el divorcio, alegando que se había enamorado de una joven golfista profesional, Nancy Neele. Agatha perdió la cabeza y desapareció. La encontraron semanas más tarde, registrada en un balneario como Theresa Neele y con una amnesia casi completa. Aunque se sometió a un tratamiento psiquiátrico, nunca recobró por completo la memoria de aquellos días de tristeza. Por suerte, ese mismo año publicó El asesinato de Roger Ackroyd, la novela que la encumbró, definitivamente, al Olimpo de la Literatura de misterio.

En 1930, Agatha Christie se embarca con destino a la antigua Mesopotamia. Es una figura arquetípica: la turista inglesa de clase acomodada que va a visitar las antiguas colonias. Desde 1918, el Imperio Británico afrontaba su decadencia a marchas forzadas. En el actual Irak, Christie conoció a un arqueólogo 15 años más joven que ella, Max Mallowan. El flechazo fue inmediato, y la felicidad de su matrimonio duró hasta el día de sus muertes. De esta visita a Irak, y de las posteriores misiones arqueológicas de Mallowan, surgirían novelas como Asesinato en Mesopotamia y Muerte en el Nilo. El mismo año publica Muerte en la vicaría, novela en que aparece su otra gran creación, Miss Marple, una anciana nada convencional con un don infalible para resolver misterios.

La Segunda Guerra Mundial, en la que Gran Bretaña entra en 1939, encuentra a Agatha convertida en abuela, gracias a su hija Rosalind. El marido de Rosalind moriría en el frente de batalla en 1943. La escritora regresa, durante la guerra, a su antigua actividad como enfermera en un hospital de Oxford, mientras su marido es llamado a filas. Con el fin de la guerra, el matrimonio vuelve a reunirse, esta vez para siempre. No se puede decir lo mismo de su amado Imperio Británico, que ya ha perdido su posición de prestigio en el concierto mundial.

Desde ese momento, la vida de Christie se dedica en exclusiva a la literatura y a su familia. Su éxito literario es cada vez mayor: la propia Reina Madre se convierte públicamente en su más fervorosa lectora. Con ocasión del cumpleaños de tan ilustre personaje, en 1952, Agatha Christie estrena su pieza teatral más famosa, La ratonera. Se trata de la obra de teatro más representada de la historia, estando en cartel más de 30 años.

Esta no será la única ocasión en que Agatha Christie se mezcle con la realeza. En 1971, la Reina Isabel I condecora a la escritora con la Orden del Imperio Británico. En realidad, a aquellas alturas, Agatha Christie representa a la perfección a su país: ha sido testigo de las peores guerras de la historia de la humanidad y del lento declive de un Imperio que sólo vive ya de su pasado. En 1975 publica Telón, la última aparición en el escenario de un ya decrépito, aunque aún lúcido, Hercule Poirot.

Agatha Christie murió el 12 de enero de 1976, y Max, su marido, la siguió dos años después.
Votar:
 
 
 
 
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com
 
 
 
 
 
lady gaga noelia eminem shakira daniel reykon megan fox kesha adele Rihanna vin diesel zac efron beyonce Porta anahi
 

Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.